Grindetti, otro macrista que perdió terreno en la carrera hacia octubre

El intendente de Lanús, hombre de confianza del presidente Macri, cayó por 14 puntos de diferencia ante las cuatro listas del Frente de Todos, que se encolumnaría detrás de Edgardo Depetri.

Grindetti

El sábado pasado, Néstor Grindetti juntó a unos 1.000 fiscales y militantes de Juntos por el Cambio en el club 1° de Mayo de Remedios de Escalada, uno de los barrios más populosos de Lanús, el distrito que gobierna. Allí arengó a los concurrentes y les pidió un esfuerzo más… No le alcanzó. Con los números ya puestos, el intendente, hombre de plena confianza del presidente Mauricio Macri, fue otro de los amarillos que perdieron terreno de cara a octubre.

Grindetti

Es que con el 48,23% de los votos el Frente de Todos se impuso en Lanús. Grindetti, en busca de su reelección, salió en segundo lugar con el 34,27%. Si bien la agrupación peronista sacó unos 35.000 votos más que el oficialismo (en total fueron 120.950), ninguna de sus cuatro listas internas alcanzó los 85.937 votos que logró el actual intendente. Edgardo Depetri, un incondicional K, lideró la interna con 55.130 votos (45.58%), lo siguieron Agustín Balladares con 35.827 (29,62%), Víctor De Gennaro con 15.915 (13,15%) y Verónica Dell Anna con 14.078 (11,63%).

Estos números advierten otra lectura. La caída de Grindetti sumada a la de Martiniano Molina en Quilmes deja a Juntos por el Cambio en una delicada situación en la Tercera Sección Electoral, al extremo de tener muchas chances de perder a sus dos hombres fuertes -y únicos intendentes- en ese territorio predominantemente peronista. Si ambos no logran traccionar más votos hasta octubre, la diferencia que el Frente de Todos puede sacarle al macrismo podría ser determinante en la elección general.

En Lanús, la carrera por la gobernación también marcó una diferencia enorme: Axel Kicillof alcanzó el 51% de los votos, superando por 20 puntos porcentuales a María Eugenia Vidal, que llegó al 31% de los sufragios.