Metrodelegados liberaron molinetes en la línea B

La medida comenzó a las 7 y se llevó a cabo en la estación Federico Lacroze, contra la presencia del material cancerígeno en las formaciones. La medida generó demoras en los servicios y la queja de muchos usuarios que se vieron afectados.

d_g8fdxwkaa3_3z_crop1563198472977.jpg_1734428432

Los metrodelegados liberaron este lunes por la mañana los molinetes de la estación Federico Lacroze de la línea B de subte, que une las estaciones de Leandro N. Alem y Juan Manuel de Rosas, para reclamar “respuestas frente a la presencia de asbesto”, un material cancerígeno, en la red de subterráneos.

La medida gremial comenzó a las 7 y, según los gremialistas, no afecta el funcionamiento ni el recorrido de la línea B, sino que sólo permite que los pasajeros ingresen a la estación sin pagar el pasaje.

“Hace tiempo que venimos denunciando la presencia de material cancerígeno en el subte que afecta la salud de los trabajadores y usuarios, y no hemos tenido ninguna respuesta por parte de la empresa Metrovías y del Gobierno de la Ciudad que es el responsable. La situación se hace insostenible”, dijo Claudio Dellecarbonara, miembro del Secretariado Ejecutivo de la AGTSyP. El representante de los trabajadores de subte añadió que tambien reclaman por mejores condiciones laborales.

La empresa a cargo de la red, Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), organizó una comisión conjunta para evaluar si hay material cancerígeno en cuatro formaciones de esa línea compradas a España y que aparentemente contenían amianto, que genera un polvillo conocido como asbesto.

Los empleados, en tanto, denuncian la presencia del material contaminante en la estructura de otra flota de vagones de la serie CAF 5.000, adquiridas a ese país europeo en 2011.