Saltar al contenido.

De Piluso a Rogelio Roldán: 31 años de la muerte de Alberto Olmedo

Este martes se cumple un nuevo aniversario del fallecimiento de El Negro. nació en Rosario en 1933 y su carrera comenzó en mayo de 1955, como operador en el ex Canal 7. El Yéneral González, Rucucu, Chiquito Reyes y El Manosanta son algunos de su personajes emblemáticos

Alberto-Olmedo

Este 5 de marzo se cumplen 31 años de la muerte de Alberto Olmedo. El Negro. El capitán Piluso. El Manosanta. Rucucu. Y tantos otros. Alberto Orlando Olmedo nació en Rosario el 24 de agosto de 1933. Cincuenta y cuatro años después los medios anunciaban su muerte: había caído de balcón del piso 11 del Maral 39, un edificio de Mar del Plata.

Ese mismo verano fatídico que había empezado con el femicidio de Alicia Muñiz y la cárcel de Batán para Carlos Monzón,

En esos tiempos, Olmedo era sinónimo de éxito en teatro, televisión y cine. Viajaba a Buenos Aires para terminar de filmar lo que sería su última película (que no llegó a ver), Atracción peculiar, dirigida por Enrique Carreras y con Jorge Porcel, Tincho Zabala, Beatriz Taibo, Silvia Perez y Beatriz Salomón.

Cumplía con las funciones de Eramos tan pobres donde estaban Javier Portales, César Bertrand, Beatriz Salomon, Silvia Perez, Susana Romero, Divina Gloria, Romina Gay y su amigo Adrián “Facha”Martel.

En mayo de 1955 ingresa como operador al Canal 7, en la ciudad de Buenos Aires a través de referencias de su amigo Pancho Guerrero. En la cena de fin de año en la que se reúnen las autoridades y el personal del canal, Olmedo realiza una formidable improvisación y Julio Bringuer Ayala, interventor de la emisora, le ofrece trabajar como actor.

Una semana después de la cena debuta en La Troupe de TV, programa dirigido por Guerrero, en el que trabajan María Esther Gamas, Noemí Laserre, Tincho Zabala y Rodolfo Crespi, entre otros.

En 1960, comienza en Canal 9 El Capitán Piluso, su primer gran éxito, junto con Coquito (Humberto Ortiz). Y a fines de marzo de 1964 ingresa al elenco de Operación Ja-Já, un programa de Gerardo y Hugo Sofovich en el que debuta su futuro compañero Javier Portales. En ese programa nacen los personajes Rucucu y el Yéneral González.

Dos años después de Olmedo ’78 –en 1980– protagoniza junto a Susana Giménez el ciclo Alberto y Susana, con libros de Hugo Moser, Víctor Sueiro y Humberto Ortiz.

Al año siguiente, obtiene un Diploma al Mérito de los Premios Konex, otorgado por la Fundación Konex, como uno de los más importantes Actores de Variedades de la historia en Argentina.

En 1981, comienza –bajo la dirección de Hugo Sofovich– el que sería su último y más exitoso programa de televisión: No toca botón. En ese ciclo nacen los personajes de Chiquito Reyes, Rogelio Roldán, El Dictador de Costa Pobre, El Pitufo y El Psicoanalista, entre otros.

En diciembre de 1986 debuta con la obra El Negro no puede. La pieza bate récords de asistencia en ese verano. Dos años después, y tras alcanzar éxito y reconocimiento, Olmedo se convierte en leyenda.

fuente: Rosario3

A %d blogueros les gusta esto: